×
Menu Reservaciones Grupos Locaciones Prensa Blog

La carne Australiana Black Onyx llega a México

La Exclusiva Carne Black Onyx Solo en Harry’s

La tendencia gastronómica de hoy es sin duda la búsqueda de los sabores más exóticos, singulares o inusuales. En Harry’s lo sabemos y por eso nos hemos lanzado en la búsqueda de productos innovadores a las cuatro esquinas del mundo. La carne de res no es la excepción y aunque generalmente la podemos encontrar a unos pasos sin mayor complicación, queremos ofrecer aquella que promete un acontecimiento sensorial sin precedentes.

En la actualidad, la exportación de la carne de ganado Wagyu de Japón acapara los reflectores culinarios en todo el mundo, pero debemos mencionar que hay otro producto que no le pide nada. Estamos hablando del ganado Black Onyx de Nueva Gales del Sur, Australia. ¿Qué hace tan especial al ganado Black Onyx? Que nació precisamente para satisfacer al exigente paladar japonés, ya que la producción de ganado en Japón es limitada y el mercado es grande.

Por esa razón y por orgullo nacional, durante mucho tiempo la producción de carne Wagyu se limitó a satisfacer a un cerrado mercado japonés de élite. A finales del siglo XIX el mercado japonés se abrió a las importaciones australianas y los japoneses vieron la oportunidad de desarrollar una industria ganadera en Australia, sabiendo que los japoneses no se conformarían con cualquier calidad de carne. Tenían algo muy especial en mente.

Para empezar, observaron que las tierras altas al norte de Nueva Gales del Sur se encuentran casi en la misma latitud sur que las tierras de crianza de ganado Wagyu en Japón al norte. Luego, escogieron el ganado que produce la carne de más alta calidad en el mundo, fuera del Wagyu: la raza Black Angus, y se propusieron hacer que su carne adquiera características insólitas atendiendo detalles que nadie antes había tomado en cuenta. Lo lograron, no pasó mucho tiempo para que la carne Black Onyx tuviera una gran demanda en Corea, EE. UU., Singapur, Hong Kong, E.U.A., Líbano y ahora en México.

Puede parecer fácil que el ganado Black Onyx no sea más que el resultado de la cruza de un macho y una hembra de raza Black Angus 100% pura, pero no lo es. Toma mucho tiempo y esfuerzo asegurarse de la línea genealógica de los padres, proveer cuidados especiales durante la gestación, el parto, la crianza y la alimentación especial durante 270 días. Este lento proceso imita el crecimiento natural de un animal que se alimenta de pasturas.

Además, el ganado Black Onyx solo se cría en Rangers Valley, en la región de Nueva Inglaterra, Nueva Gales del Sur, Australia, una meseta de entre 1000 y 1500 metros sobre el nivel del mar. Esta tierra ofrece un clima fresco con abundantes lluvias, ideal para la cría de ganado y el crecimiento de pasturas, un binomio naturalmente productivo. La extensión también es considerable y resulta beneficiosa para que el ganado paste libremente, sin estrés. Por último, al ganado Black Onyx no se le administra antibióticos ni hormonas aceleradoras del crecimiento.

El resultado es un marmoleo profuso en la carne de Black Onyx y el marmoleo lo es todo cuando hablamos de sabor, jugosidad y textura. Además, llevar a cabo todo el proceso minuciosamente asegura una calidad constante en el marmoleo de la carne, algo esencial para Harry’s, por lo que a partir de julio nuestros invitados podrán degustar esta joya de sabor en cualquiera de nuestras sucursales.